Inicio Apostar a goleadores Apuestas estadísticas Pronosticos en minutos finales Mercados especiales Aprovechar la variación de cuotas
Dedicarse a las apuestas deportivas puede llegar a ser todo un trabajo a tiempo completo. Por supuesto, la gran mayoría de personas se lo toman como un mero hobby invirtiendo pequeñas cantidades de dinero a favor de aquellos equipos que siguen con asiduidad con el fin de dar un poco más de “vidilla” a los eventos. Pero en el otro lado tenemos a aquellas personas que estudian durante muchas horas un mercado, un deporte o una liga determinada para tratar de sacarse un sueldo a final de mes. Estas analizan hasta el más mínimo detalle por nimio que sea, llegando a tener verdaderas bases de datos a su disposición para decidir a qué apostar y a qué no.

Lo que muchos no saben es que más allá de las competiciones regulares existen otras tantas cuyo análisis es realmente sencillo y el beneficio a obtener francamente espectacular. Hablamos de Eurocopas, mundiales de fútbol, la Copa América e incluso alguna que otra Supercopa europea. Estas suelen tener lugar durante el verano y al estar compuestas por pocos equipos, resulta más sencillo analizar y sacar datos concluyentes. Por supuesto, casas como Bet365 y algún que otro casino online cuentan con multitud de mercados para estos eventos.

Algo que merece la pena recalcar es que las competiciones de este tipo siempre suelen venir acompañadas de bonos y promociones, especialmente en salas grandes como Bet365. Si quieres obtener más información sobre Bet365 y sus promociones, recuerda que puedes visitar la página http://www.maximum-bonus.com/bet365-bonuskod/, donde encontrarás todo lo necesario.

El problema es que si bien los expertos saben perfectamente el trabajo que han de desempeñar y por dónde empezar, muchos novatos no conocen el procedimiento. Esto es de lo más normal y no solo ocurre en las apuestas, sino también en cualquier apartado de la vida. Cuando uno se inicia en algo siempre tiende a encontrar dificultades sobre cómo hacerlo, pero un par de consejos y la práctica se encargará de todo.

Es sumamente importante ir paso a paso y decidirte a analizar una competición tras otra, nunca mezclar. Para ello, lo primero es montarte una carpeta de trabajo compuesta por hojas de Excel, documentos de texto y gráficos que consigas en la red para comenzar a amontonar datos estadísticos. Internet está plagado de sitios web con estadísticas para los deportes, ya sea fútbol, baloncesto o cualquier otro. De hecho, incluso algunas casas de apuestas como Bet365 incluyen estadísticas previas antes de los partidos más importantes (y alguno que otro que no es tan importante también).

A partir de ahí, la metodología ha de ser firme. Imagina que estás en un casino online contando los números que van saliendo en la ruleta para obtener conclusiones sobre cuál debería ser tu próxima apuesta... pues esto es más de lo mismo. La única diferencia es que aquí en vez de apuntar números tendrás que recapitular muchos más datos. ¿Qué tipo de datos? Pues básicamente, cuantos más mejor. Es evidente que cuanto más global sea tu visión de todo lo ocurrido con anterioridad, mayor precisión tendrán tus apuestas.

Concretando un poco para que tengas un empujón inicial, uno de los factores más importantes es la plantilla del equipo. En caso de selecciones nacionales (para competiciones como mundiales, copas américa o eurocopas) es de vital importancia saber quiénes serán los convocados por el seleccionador. Una vez tengas esa información, llega el momento de analizar el estado de forma de sus integrantes. En este sentido tampoco es necesaria una investigación exhaustiva, pero sí tener al menos claro por encima quién llega en un momento descomunal y quién totalmente exhausto.


Simplemente con esta información, ya podrás hacer tus primeros pronósticos incluso antes de que comience a disputarse el torneo o competición. Algunas bookies como Bet365 o Luckia dejan hacer apuestas anticipadas sobre qué equipo pasará la fase de grupos, cuál llegará a la fase final o incluso quién se alzará finalmente con el título. Este tipo de apuestas ofrecen cuotas muy jugosas que pueden ir desde 2 hasta 1500 en algunos de los casos más arriesgados, aunque lo normal para opciones “racionales” es un abanico entre 2 y 5.

Obviamente, esta mercado de apuestas es solo uno de los muchos que tendrás a tu alcance. Pero como comentábamos anteriormente, para tener éxito en el mundo de las apuestas deportivas se necesita información y conocimiento. Tener la lista de convocados es solo una pieza de un complejo puzle y si bien con eso puedes hacer algo, lo ideal es que sigas recabando tanta información como puedas.

Algunos ejemplos de estadísticas que deberías ir almacenando son la media de goles de un equipo, la cantidad de tantos que promedia a favor, en contra o al descanso, el porcentaje de posesión, el número de córners que promedia tanto a favor o en contra, el número de tarjetas y así ir profundizando tanto como quieras. Esta debería ser la información “básica” que todo apostante debería tener para pronosticar un evento de estas características, pero por supuesto se puede indagar mucho más. Por hacer un símil, es como si en un casino online (o físico) quieres sacar estadísticas sobre el porcentaje de premios de una máquina tragaperras. Con 50 tiradas ya podrías empezar a sacar algún dato interesante, pero lo ideal es que tengas una muestra mucho más amplia.

Pues aquí en lo mismo. Toda la información se puede ampliar tanto como quieras. A lo anterior se le puede sumar el minuto medio en el que un equipo marca o recibe su primer gol, cuántos cambios suele hacer y en qué periodo (para saber si es rentable apostar a un goleador o no) e incluso cuántas faltas comete o cuántos saques de banda realiza por partido. Puedes llegar a pensar que es información no relevante, pero casas como Bet365 ya están ofertando mercados para este tipo de eventos. En los partidos internacionales importantes, tienes la posibilidad de pronosticar cuántos saques laterales habrá en los próximos 10 minutos por poner un ejemplo. No es ningún secreto que cada vez existen más mercados, por lo que tener información de primera mano es esencial en este sentido.

Gracias a la tecnología moderna, ordenar todos estos datos no es complicado en absoluto. Como ya hemos comentado antes, con una hoja de Excel es más que suficiente. Pronto, cuando tengas ya cierta cantidad de información, verás como algunos datos empiezan a despuntar sobre otros. Verás como la media de córners de un equipo es mucho mayor a lo que dicen las casas de apuestas o la racha goleadora de un jugador es tan buena que su cuota es un chollo. Es cierto que las bookies cuentan con multitud de analistas, pero siempre es posible encontrar una cuota atractiva si dispones de la información necesaria.

Otra opción, aunque más arriesgada, es esperar a que el evento esté en directo para aprovechar una mejor cuota. Esta es una técnica que muchos pronosticadores usan a menudo, así que permíteme que te ponga un ejemplo. Pongamos que tienes que la media de goles de un equipo es de 2,3, pero la cuota a la que sale ese pronóstico (que podría ser “más de dos goles”) es demasiado baja y no resulta interesante. Sin embargo, si comienza el encuentro y durante los primeros 15 o 20 minutos no ha habido goles, esa cuota subirá como la espuma, convirtiéndose en una mucho más jugosa. Esto se extiende al resto de mercados como córners, tarjetas, etc.

Apostar en directo y “rezar” para que lo que te interese no ocurra en los primeros instantes es una forma excelente de maximizar tus beneficios, más aún cuando en partidos de competiciones importantes los equipos suelen salir más pausados y con más cuidado que de costumbre. Además, con la información correcta, puedes aprovechar esto mucho más. Es cierto que las estadísticas no siempre funcionan, pero en la gran mayoría de los casos dan una idea muy aproximada de lo que puede ocurrir en un evento. Si por ejemplo tienes datos de que un equipo promedia su primer gol en el minuto 37, te resultará mucho más rentable apostarle a favor en el minuto 25 (por ejemplo), que hacerlo antes de que el partido comience. La cuota que te ofrecerá la casa de apuestas será mucho más alta y, en consecuencia, la relación inversión/beneficio mucho más prometedora.


Sacar el máximo provecho a los eventos importantes como copas veraniegas no es misión imposible en absoluto, tan solo requiere un poco de preparación, estudio y sobre todo capacidad de análisis. Es un pequeño es fuerzo que puede dar grandes beneficios, por lo que en nuestra opinión merece mucho la pena “hincar los codos” durante unos días y a cambio tener la satisfacción de realizar pronósticos tanto de calidad como precisos.